¿Qué es el waterpolo?

El waterpolo es un deporte acuático en el que los partidos se disputan entre dos equipos distintos. El juego consiste en anotar más goles que el rival, como en cualquier deporte de equipo, quien marca más, gana.

Conocemos la historia del waterpolo

Hay dos historias del nacimiento de este deporte, ambas tienen en común la distracción, una al público de las competiciones de natación, lo que se hacía era lo que hoy conocemos como Kayak-.

La otra historia del nacimiento de este deporte es por parte de los nadadores, que para distraerse de sus largos entrenamientos.

Conoce las reglas del waterpolo

A continuación, tenéis un resumen de las reglas del waterpolo de la federación internacional  (FINA) y la Real Federación española de Natación (RFEN) del año 2019, 2020 y 2021.

Las reglas del campo

El terreno de juego, equipamiento y gorros

El equipo local llevará el gorro de color blanco o el color del equipo y se colocará en el lado izquierdo de la piscina, siempre teniendo en cuenta la posición de la mesa. El equipo visitante llevará gorros de color azul o un color que contraste con el del rival.

Las porterías y la pelota

Los postes de las porterías deberán estar pintados de blanco. Las porterías deberán estar sobre la línea de gol. La anchura de una portería de waterpolo es de 3 metros mientras que la altura es de 0,90m.

La pelota de waterpolo ha de ser completamente redonda, totalmente impermeable y sin costuras externas. El peso de una pelota de waterpolo oscila entre los 450 y 400 gramos. La presión en categoría masculina será de 55-62 kilo Pascal, mientras en categoría femenina será de 48-55 kilo Pascal.

Reglas de juego

¿Cuánto dura un partido de waterpolo?

Los partidos de waterpolo están compuestos por cuatro períodos de ocho minutos cada uno de ellos. El cronómetro se pone en marcha cuando un jugador toca el balón y se para siempre que el juego esté detenido.

El descanso entre cuartos es de dos minutos, a excepción del intervalo entre el segundo y tercer cuarto que será de tres minutos. El cambio de lado será antes de iniciar el tercer tiempo. Todos los campos deberán de tener un reloj visible donde se marque el tiempo en forma descendente.

El partido se alargará si al final del partido hay un empate, entonces habría una tanda de penaltis.

El inicio de juego y los tiempos muertos

El inicio del partido, al igual que el inicio de todos los periodos los jugadores se situarán de forma horizontal en las respectivas líneas de gol, con la separación mínima de un metro entre jugadores. El número máximo de jugadores dentro de la portería es de dos, la línea de gol no podrá ser sobrepasada por ninguna parte del cuerpo.

El árbitro cuando ve que los equipos están bien situados pita y deja libre la bola en mitad de la cancha, el primer jugador que llega gana la posesión para su equipo.

Cada equipo puede pedir dos tiempos muertos por partido, este parón voluntario tiene la duración de un minuto. Los entrenadores pueden pedir el tiempo muerto en cualquier momento del partido, siempre que la posesión sea para su equipo. La única acción que no permite el tiempo muerto es el penalti, después de este no se puede pedir.

Tiempos de posesión

Los tiempos de posesión son muy importantes en el waterpolo, cada equipo tiene en condiciones normales 30 segundos para realizar su jugada, si se acabase el tiempo la posesión pasaría al equipo rival.

Encontramos dos excepciones donde el cronómetro vuelve a subir, pero a 20 segundos:

  • Cuando hay un lanzamiento y se coge el rebote o haya un córner.
  • Cuando se expulse a un jugador contrario.

Cabe destacar que las dos excepciones anteriores se producen con más de 20 segundos en el marcador, el tiempo para jugar será ese mismo, en ningún caso se bajará a los 20 segundos.

Los goles y el córner

Para que un lanzamiento sea gol, la pelota tiene que pasar completamente la línea de gol de la portería. El gol se puede hacer desde cualquier parte del campo y con todas las partes menos con el puño. Después del gol, el equipo que lo ha anotado no podrá traspasar el medio campo.

Sanciones en waterpolo

En waterpolo hay muchas faltas durante todo el partido, las más graves se penalizan con expulsiones como explicamos a continuación.

Tiros libres y penaltis

El tiro libre es el hecho que se da tras haber recibido una falta del equipo contrario. Este tiro libre se hará desde donde esté la pelota a la hora de hacer la falta a excepción de:

  • La falta se hace dentro del área de dos metros, entonces la falta se sacará desde la línea de dos metros.

Tipos de faltas que hay en waterpolo

  • Adelantarse a la línea de gol al inicio de cada periodo, antes de que silbe el colegiado.
  • Cogerse o empujarse en los postes de la portería, o en los bordes de la piscina en cualquier parte del partido.
  • Saltar desde el fondo de la piscina para jugar.
  • Hundir el balón cuando el jugador es defendido por un contrario.
  • Golpear la pelota con el puño.
  • Jugar o tocar la pelota con dos manos a la vez.
  • Empujarse o apoyase en un contrario que no tenga el balón en ese momento.

¿Cuándo se produce una expulsión en waterpolo?

En waterpolo durante todo el partido hay muchas expulsiones, cuando un jugador llega a las 3 expulsiones, se le excluye definitivamente del partido, por tanto, no puede volver a la piscina.

Para conocer a fondo la reglamentación de las expulsiones de este deporte os dejamos el enlace a la Federación española de natación (RFEN) donde en la página 16 se explican con todo lujo de detalles, adjuntando también fotografías para verlo de una manera más clara.

El arbitraje en waterpolo

Los árbitros, jueces y asistentes de video

En un partido de waterpolo el equipo arbitral está compuesto por dos árbitros principales. Además de los principales también hay:

  • Dos jueces de gol, que son los encargados de otorgar los goles, son los que se fijan si el balón pasa totalmente o no la pelota.
  • Los cronometradores son los encargados de poner en marcha el reloj en cada jugada, para que se cumpla la regla de los 30 segundos por equipo como hemos comentado anteriormente.
  • Los secretarios, es el encargado de anotar todo lo que suceda en el partido en un acta que tendrá que ser firmada y entregada al final del partido. Es el encargado de que lo que sucede en el partido conste en alguna parte.
  • Los asistentes de Vídeo, es el encargado de revisar las jugadas dudosas, es una ayuda visual que tienen los árbitros.

Mejores jugadores de la historia en este deporte

A lo largo de la historia de este deporte ha habido grandes jugadores y jugadoras, hemos escogido a cinco de ellos como los mejores de la historia.

Manel Estiarte (ESPAÑA)

El jugador español, Manel Estiarte, fue campeón del mundo y olímpico con la selección española de waterpolo. A lo largo de toda su trayectoria ganó dos medallas olímpicas, mundiales y europeas.

Tamás Fargó (HUNGRÍA)

El jugador húngaro es considerado uno de los mejores de la década de los 70 y de los 80. A lo largo de su larga trayectoria ganó dos europeos y unos JJOO, entre otras medallas internacionales.

Gianni de Magistris (ITALIA)

Es uno de los jugadores más destacados del waterpolo italiano, a lo largo de su trayectoria deportiva ganó una plata olímpica, un oro y bronce mundial. Destacar también que ganó 17 títulos de la Liga Italiana.

Ekaterina Prokofyeva (RUSIA)

La jugadora rusa es la más galardonada del waterpolo mundial, actualmente sigue estando en activo. Ekaterina acumula ya 15 medallas internacionales, donde destacan el bronce olímpico, los tres bronces mundiales y dos títulos continentales.

Jennifer Pareja (ESPAÑA)

La jugadora española es una de las principales causantes que el waterpolo femenino triunfase en este país. Entre sus medallas internacionales destacan la plata olímpica ganada en Londres 2012 y el título europeo y mundial.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *